Terapia sexual

La terapia sexual que ofrecemos está dirigida a cualquier personas y/o parejas, independientemente de su inclinación sexual (gay, lesbiana, bisexual, heterosexual o transgénero), que están experimentando un problema sexual o dificultades en su relación sexual.

¿Para qué es la terapia sexual?

Los problemas sexuales pueden provenir de lejos o estar relacionados con acontecimientos recientes que han causado estrés, confusión e infelicidad. Cualquiera que sea el caso, nuestros terapeutas psicosexuales están capacitados para resolver los problemas sexuales.

Terapia sexual de la mujer:

  • Vaginismo: es una dificultad para poder realizar el coito. La vagina se cierra y no es posible la penetración.
  • Dispareunia: la mujer manifiesta un fuerte dolor en el momento de la penetración que le impide disfrutar e incluso llegar al orgasmo.
  • Falta de deseo: es la no apetencia sexual. La pereza que da iniciar una relación erótica.
  • Anorgasmia: incapacidad de llegar al orgasmo.
  • Pérdida de la excitación: si llega a conseguir excitarse, que no siempre es posible, la excitación se pierde antes de poder llegar al orgasmo.

Terapia sexual del hombre:

  • Impotencia y pérdidas de la erección: si es que se logra tener una erección en el momento de ponerse el preservativo, de introducir el pene o cuando lleva dentro poco tiempo la erección desaparece. También nos encontramos con hombres que no logran erección ellos solos.
  • Falta de deseo: sería como hemos comentado en la mujer.
  • Eyaculación precoz: la eyaculación viene al poco de empezar una caricia continuada sobre el pene, bien en coito, sexo oral o en masturbación.
  • Anorgasmia y eyaculación retardada: manifiestan una dificultad a la hora de eyacular, o bien no se llega nunca a ello o bien en coito o con la pareja tardan muchísimo o incluso han de terminar ellos por masturbarse.

Adicciones sexuales:

  • Cibersexo: son muchos los que hoy en día acuden por esta adicción, se pasan horas viendo pornografía por Internet, chateando en chat eróticos o interactuando en los vídeo-chat con un fin erótico.
  • Exhibicionismo: es una necesidad imperiosa de exhibirse desnudo o prácticamente desnudo a los demás para lograr excitarse y llegar al orgasmo.
  • Voyeurismo: es la necesidad de ver, generalmente, sin que se den cuenta los otros, a una pareja o una persona mientras realizan una actividad sexual.
  • Exceso de masturbación: estas personas ven condicionada su vida ya que necesitan masturbarse de forma compulsiva, con lo que desatienden su trabajo, su familia, sus relaciones sociales.

¿Cómo funciona la terapia sexual?

La terapia sexual trata tanto las causas como los síntomas. En sesiones primero semanales y luego quincenales exploraremos el problema y, tras acordar un objetivo, trabajaremos para lograrlo mediante, sobre todo, tareas para realizar en casa.

Duración de las sesiones y precio

Las sesiones duran 45 minutos. El precio es de 50 € en consulta y de 60 € a domicilio